El 16 de noviembre de 2010 la gastronomía mexicana fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, como reconocimiento a su historia, creatividad, diversidad y trascendencia.

Esto quiere decir que la UNESCO (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) se compromete a proteger y preservar las tradiciones culinarias y fomentar el desarrollo cultural del país, así como a impulsar su riqueza natural.

Desde entonces se celebra en esta fecha el Día Internacional de la Gastronomía Mexicana, que rinde culto a esta cocina milenaria.

Origen de la comida tradicional mexicana

La cocina tradicional de México es un modelo cultural completo que comprende actividades agrarias, prácticas rituales, conocimientos y técnicas culinarias ancestrales que son parte esencial de su identidad comunitaria.

De hecho, la cocina mexicana tal y como la conocemos hoy en día no se puede entender sin las diferentes culturas que la han hecho posible. Si bien es cierto que la mayor parte de los platos que se preparan todavía provienen del período prehispánico (especialmente los elaborados con maíz, chile y frijoles), muchos cuentan con ingredientes europeos, asiáticos o africanos, como pueden ser el café, la hierbabuena, el pollo o el plátano. Ejemplos de ello son el pan de muerto, traído por los españoles, o los tacos al pastor, típicos de la cocina árabe.

Habría que mencionar además que el arte culinario mexicano es muy elaborado y está cargado de símbolos: las tortillas y los tamales consumidos a diario también forman parte de las ofrendas habitualmente realizadas durante la festividad del Día de Muertos.

Comida típica de México

Tacos al Pastor

La cocina mexicana actual es el resultado de miles de años de historia, transmitida de generación en generación, desde el cultivo, la cosecha, la producción de los alimentos, la transformación y el deleite de sus sabores, texturas, olores y colores.

Entre sus platos más representativos podríamos citar:

  • Tacos: tortillas de maíz tradicionalmente rellenas de carne, chile, cebolla y tomate, que se suelen disfrutar con alguna salsa. Se han convertido en el platillo estrella de México.
  • Huevos rancheros: huevos fritos servidos sobre tortillas de maíz y acompañados de salsa hecha con tomates, chiles, vegetales picados y frijoles refritos. Se pueden consumir con guacamole y/o pico de gallo.
  • Enchiladas: tortillas de maíz enrolladas y bañadas en salsa picante de chile. Pueden ir rellenas de carne, queso o verduras. Igualmente se pueden acompañar de cebolla picada, lechuga, crema agria o queso.
  • Burritos: tortillas de maíz enrolladas rellenas de carne de pollo, cerdo o ternera, arroz, verduras y frijoles.

Utensilios en la cocina mexicana

Como indica la UNESCO, la gastronomía mexicana no solo se caracteriza por sus platillos, sino también la manera en que se elaboran. Para ello, esta cocina cuenta con utensilios únicos:

  • Molcajete: mortero de piedra volcánica en el que se machacan y muelen especias, granos y vegetales. En la actualidad es frecuente su uso con fines ornamentales, como recipiente para presentar salsas (dando a entender que éstas han sido elaboradas de forma tradicional).
  • Metate: plancha rectangular de piedra volcánica con tres o cuatro patas acompañada de un rodillo cilíndrico (metlapile) que se utiliza para moler maíz y otro tipo de granos y semillas.
  • Molinillo: fabricado en madera torneada, se emplea en la preparación de bebidas calientes como el chocolate, el atole y el champurrado.
  • Comal: pieza de alfarería con forma de plato llano elaborado de barro cocido que se coloca sobre tres o cuatro piedras bajo las cuales se enciende un fuego. Se usa principalmente para cocer las tortillas de maíz, asar chiles o tostar semillas.

Gastronomía mexicana: todo lo que debes saber

Aunque la gastronomía mexicana es mundialmente conocida por los tacos y los burritos, existe una amplia variedad de condimentos, salsas y bebidas que hacen de esta cocina una de las más ricas del mundo:

  • Condimentos: pocas cocinas utilizan tantos condimentos como la mexicana. El cilantro, el comino, el achiote o el epazote son algunos de ellos. ¿Te suenan? Los iremos descubriendo en futuros artículos, así que si el tema te interesa, ¡no dudes en hacernos alguna otra visita!
  • Salsas: habitualmente elaboradas con ingredientes vegetales, suelen incluir chile y tomate, además de cebolla, ajo, cilantro, comino, clavo y pimienta negra. Normalmente son picantes, y existen tantas como platillos. Entre las salsas más famosas se encuentran las siguientes:
    • Guacamole: elaborada con aguacate y chile verde.
    • Mole: elaborada a partir de chiles y especias, son espesadas con masa de maíz, tortilla o pan.
    • Salsa verde y salsa roja: una lleva tomatillos y chile verdes; la otra, jitomates y chile rojos.
    • Chipotle: hecha a partir de chile chipotle, cuyo sabor es ahumado, picante y dulce.
    • Chamoy: lleva fruta deshidratada, chile, azúcar, sal y vinagre, lo que le otorga un sabor dulce, ácido y picante.
  • Bebidas: las bebidas son esenciales en la gastronomía mexicana, y se pueden disfrutar tanto solas como acompañando alguna comida:
    • Mezcal: elaborada a partir de la destilación del corazón del agave.
    • Pulque: elaborada a partir de aguamiel (la fermentación de la savia del agave).
    • Pozol: mezcla de masa fermentada de maíz, granos de cacao, agua y azúcar que se sirve con hielo. Es dulce y ácido.
    • Tequila: se obtiene de la fermentación con levadura y la destilación de los jugos del agave azul. Tiene la consideración de licor nacional y normalmente se toma acompañado de limón y sal.
    • Michelada: hecha a base de cerveza rubia, zumo de limón, sal y tabasco. Cada vez existe una mayor tendencia a prepararla con Clamato.

Por último, cabe recordar que México está compuesto por 31 Estados y Ciudad de México, cada uno con sus propias recetas y tradiciones culinarias. Esto significa que no existen versiones “únicas y verdaderas” de los platillos, sino que la elaboración de estos varía según su lugar de procedencia.

¿Eres profesional del sector de la hostelería o estás pensando en abrir próximamente un restaurante? ¡Pues has llegado al lugar indicado! En Abarrotes importamos y distribuimos alimentos internacionales a todo tipo de empresas de catering y negocios de restauración. Tenemos un alto grado de especialización en el producto mexicano, pero también abarcamos una amplia variedad de referencias de origen americano, africano, balcánico, oriental…

Si quieres ofrecer a tus clientes calidad y autenticidad, consulta nuestro catálogo o ponte en contacto con nosotros sin compromiso.